FRAUDES ESPIRITUALES

fraudeEs importante que mientras vamos viendo terapias, filosofías y movimientos alternativos para nuestro desarrollo, evolución y crecimiento. Abramos nuestra mente y aceptemos caminos diferentes.

Aceptemos que en este mundo, como en la viña del Señor, hay de todo. Encontramos ideas, actuaciones y personas que ponen su magia, su amor y su compromiso en alcanzar esa evolución, pero también hay “malas hierbas”.

Es fácil que en algún momento de nuestro caminar nos topemos con estas personas, que no olvidemos, también cumplen su función.

Podemos sentir que Dios es Todo y vivir nuestra vida según esta creencia. Un sentimiento muy hondo del que es difícil dar explicaciones y compartir.

Pero algo peligroso es quien utiliza este pensamiento como argumento final, de una manera racional, desde el ego y con intereses personales.

Personas que hablan de Inteligencia Emocional, Amor y Desarrollo Personal pero su expresión, forma de comunicación y lo que transmiten no es acorde con el mensaje.

Personas que cuando hablas con ellas no saben escuchar, no aceptan opiniones diferentes y solo transmiten ansiedad.

Hay personas que predican y aconsejan más para convencerse ellos a sí mismos que a los demás.

Pueden hablar mucho y muy bien de temas relacionados con nuestro crecimiento, pero no están escuchando, ni aceptando a la persona que tienen en frente.

Existen dos casos contradictorios pero con un mismo fin. Por un lado están aquellos que señalan el dinero como el causante de todos los males con el único fin oculto (y a veces no tanto) de obtener beneficios económicos con su actividad.

Y por otro lado aquellos que, utilizan el Desarrollo Personal y su correspondiente Libertad Financiera para su propio lucro también.

Todos sabemos que existen personas que sin pensarlo dos veces, acceden una y otra vez a los servicios de adivinación y de asistencia espiritual, que algunos no hacen otra cosa que robarle plata a la gente, dándole la esperanza de conseguir alguna solución en sus citas, y brindándole información tan generalizada, que se apega a cualquier cliente, pero que la víctima lo toma como personal y vuelve a reincidir en el fraude.

Es por ello, que se recomienda no asistir a este tipo de personas que brinda ayuda espiritual, ni de forma gratuita ni de forma paga, porque algunos que son gratuitos luego se transforman en pequeños montos, y ese pequeño monto va ascendiendo y así hasta que se dan cuenta, y han gastado fortunas en una persona que les adivine el futuro o les brinde alguna solución a sus problemas espirituales.

La actividad de médium espiritual es fraude, intenta robar el dinero de las personas sin siquiera brindar una solución a sus problemas. Se abusan de que la gente pasa por momentos malos en su vida, por problemas que lo agobian y que en muchas situaciones son muy difíciles de resolver, entonces cuando la persona toca fondo y ya no sabe más que hacer, se ve inducido a tomar la decisión de visitar un médium espiritual, una persona que no está preparada para nada, que no es un profesional y que mucho menos sabe cómo tratar a los pacientes, pero cobra como si hubiese tenido una carrera universitaria y pretende que todo el mundo se adapte a sus pagos, estafando una y otra vez a la gente, que por su inocencia, vuelve a caer en las trampas que enmarañan estos sujetos.

Figuras espirituales populares del último tiempo dividió las aguas. Mientras unos se aferran fervientemente a sus enseñanzas, otros tildan su actividad como “un gran negocio redondo”. Sri Ravi Shankar con su fundación, El Arte de Vivir, actualmente está presente en 151 países, incluido el nuestro.

Las acusaciones de los opositores al espiritual se basan en las cifras que genera en cada lugar que visita y, todo, para “enseñar a respirar”. Las meditaciones son multitudinarias y al aire libre. Participar cuesta $ 500, pero se puede tramitar una beca para hacerlo de forma gratuita. Una vez abonada la suma, se puede repetir las veces que quiera.

Existe un punto oscuro a la hora de pagar el precio para respirar mejor y es uno de los ejes principales de la polémica. Puede hacerse a través de tarjetas de crédito, celular, transferencia bancaria e, incluso, pago fácil. Sin embargo, el monto debe ser depositado a modo de “donación”, lo cual exime de impuestos a la Fundación El Arte de Vivir, según denunció uno de los panelistas del programa televisivo, ‘Duro De Domar’.

Algunos Gurús buscan poder y reconocimiento y aumentar su número de seguidores o están enfrascados en luchas por controlar el monopolio del mercado espiritual, del cual extraen buenos beneficios económicos.

Algunos creen que es natural que el ser humano busque prosperar, pero parece extraño comprobar que muchos Gurús, en lugar de esforzarse por cultivar la espiritualidad, se concentran únicamente en hacer crecer sus grupos, expandir su organización lo más posible y satisfacer su gigantesco apetito egocéntrico.

Sanadores espirituales anuncian a través de folletos su habilidad para ayudar a personas con problemas como la mala salud, el fracaso en los negocios y las relaciones.

La conducta espiritual es una forma de ser y actuar conforme a los principios de la evolución espiritual que fomenta armonía, colaboración y comunicación fraternal y solidaria.

Hay personas que son muy elocuentes pero su conducta deja mucho que desear y no se corresponde con el mensaje o valores que imparten, evidenciando su falta de honestidad e hipocresía.

Otras personas no se expresan bien pero su conducta es más coherente y virtuosa. La clave está en integrar la elocuencia basada en los principios del crecimiento interior y la conducta ejemplar que, como soporte espiritual, da fuerza y vida al mensaje que se transmite.

Por eso, se hace énfasis en la pureza del corazón que expresa los valores y conceptos reales de la evolución espiritual. Una buena dosis de discernimiento y honestidad para poder diferenciar la realidad de la ficción, el fraude de lo verdadero, la humildad de la soberbia y la luz de la oscuridad.

Es muy fácil desviarse de los parámetros reales de la evolución espiritual debido al autoengaño y la deshonestidad. Es importante para los que estén interesados en progresar espiritualmente estar alerta y dispuestos a cuestionar aquellos aspectos de vuestra vida que, aunque atractivos para el ego mental, son perniciosos para vuestro crecimiento espiritual.

Hoy en día lo que predomina en el mundo es el fraude a todos los niveles y, por supuesto, en el ámbito de la espiritualidad. Muchos no son víctimas del fraude del que puedan ser objeto, sino de su propia deshonestidad y falta de sinceridad. Nadie nos puede embaucar, a no ser que nosotros lo aceptemos como parte de los deseos ocultos del ego que siempre acechan desde la clandestinidad de la ingenuidad y el auto engaño.

Ser íntegro en el amplio sentido de la palabra es algo difícil . La integridad espiritual es la manifestación de la conducta espiritual cuando se está vibrando en sintonía y sinergia con los paradigmas de la evolución cósmica. La conducta espiritual no es una forma de ser o estilo de vida, sino un acto consciente de sensibilidad espiritual para poder detectar todo aquello que es discordante y no fomenta sabiduría, sensibilidad, armonía y transformación.

El nivel evolutivo de una persona se evalúa en función de su conducta espiritual no como algo puntual y en unas circunstancias, sino en cada instante de vuestra vida. Cuando estamos solos y tenemos conflictos psicológicos y emocionales, y los aceptamos plenamente sin disfrazarlos y conscientes de nuestras limitaciones, estamos potenciando la conducta espiritual. La conducta se manifiesta cuando discernimos el origen del conflicto, la honestidad para aceptar nuestras deficiencias espirituales y la humildad para transmutarlas. No es necesario adoptar poses artificiales ni pretender ser lo que no se es ni donde no se está espiritualmente, porque esto, crea improntas profundas en nuestra mente y potencia más el egocentrismo.

La conducta espiritual es una forma de vivir conforme a los ciclos evolutivos que el universo y la Divinidad van diseñando para nosotros, sin oponer resistencia ni intentar justificar nuestros errores. El error es un dispositivo de crecimiento espiritual muy constructivo que abre los canales para que la gracia divina desciendan sobre nosotros. No debemos olvidar que siempre estamos bajo la supervisión por parte de las esferas de luz, donde lo más importante es ser honesto y sincero con uno mismo para serlo también con los demás.

Todos buscamos la felicidad y la paz interior, pero si no estamos vibrando en la conducta espiritual no podremos conseguirlo. Es cuestión de establecer qué buscamos, hacia dónde queremos ir y qué esperamos de la vida y la evolución. Hay muchas personas dentro del ámbito de la espiritualidad que aparentemente buscan el crecimiento interior, pero no son conscientes de los deseos subconscientes que están clandestinamente pulsando su vida. Recordad que el monitor interior o Ser Esencial es consciente de todo lo que sucede en nuestra vida a nivel consciente e inconsciente.

Para interactuar con los demás desde la fraternidad, la compasión y la solidaridad tenemos que hacerlo desde la actitud de ser consciente de nuestras limitaciones y deseos que enturbian nuestra percepción correcta de la realidad. La conducta espiritual se expresa cuando nuestros pensamientos están centrados en disolver las sombras del ego que bloquean la conexión con la Fuente Divina y con nuestro Ser. Cuando nos hayamos despojado de los deseos que nada tienen que ver con la transformación y crecimiento espiritual, comenzaremos a sentir y comprender cómo la conducta espiritual es la herramienta de conexión y comunicación con el plan divino de la evolución. Tenemos que trascender el plano mental e intelectual en el que estamos atrapados y que nos desconecta del flujo cósmico de la evolución y de nuestra Expresión Divina. La conducta espiritual se activa cuando revisamos nuestros hábitos y tendencias perniciosas para incorporar los conceptos y los valores espirituales universales del servicio desinteresado, el espíritu fraternal y solidario hacia los demás y la compasión hacia todos los seres vivos. La conducta espiritual es un estado de conciencia en el que se comprende la esencia espiritual de todo lo que existe independientemente de la forma externa. Es un sentimiento de gratitud hacia la vida y el Creador que incesantemente nos acompaña respetando nuestro libre albedrío y poder de elección.

La finalidad de fomentar la alquimia espiritual en nuestra vida, implica integrar la conducta espiritual para que el universo y las altas esferas nos reconozcan y ayuden en nuestra evolución.

Las informaciones y pautas de acción son las herramientas que podemos utilizar para ir creando un espacio interior de luz que irradie alerta, sensibilidad, discernimiento y disolución de las sombras que eclipsan la conexión y comunicación con Dios y con nuestro Ser .

Es sentir la luz de nuestro Ser Divino que nos impulsa a diluir las sombras que nos desconectan de Dios y nos despojan del discernimiento para detectarlas.

El sendero es largo y tortuoso, pero con ayuda de las esferas de luz se nos iluminara y se derramará sus bendiciones hacia todos aquellos que buscamos la luz y la sabiduría .

 

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s