ALIMENTACIÓN SALUDABLE

thPFKN676XSe recomienda que distribuyamos los alimentos en 4 comidas principales y 2 colaciones.

Moderemos el tamaño de las porciones.

Consumamos por día 2 frutas y 3 porciones de verduras de todo tipo y color preferentemente crudas.

Que en el almuerzo y en la cena, la mitad del plato que sean verduras y de postre una fruta.

Que incorporemos legumbres, cereales integrales, semillas y frutas secas.

Consumamos carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.

Cocinemos sin sal. Reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.

Evitemos el uso del salero en la mesa.

Limitemos el consumo de azúcar y alcohol.

La alimentación saludable está en boca de todos, aunque solo sea en forma de palabras y no tengamos muy claro qué es. A día de hoy, nadie duda de que “comer sano” o “alimentarse bien” es clave para mantener la salud. Hay estudios que lo respaldan. Según la Organización Mundial de la Salud, de los diez riesgos que más perjudican a la salud, seis están relacionados de forma directa con la alimentación, y causan el 40% de los fallecimientos. Ante los datos, parece obvio que comer bien es la base para estar sanos.

Ante los platos, sin embargo, no siempre tomamos buenas decisiones: cuando llega la hora de escoger los alimentos, prepararlos y degustarlos, nos alejamos de una dieta saludable, a veces por capricho y, otras, por desconocimiento. Para dar solución a esto último, es importante saber qué es la alimentación saludable, cuáles son sus características y qué diferencia hay entre una dieta variada y una dieta equilibrada.

Para que nuestra alimentación se considere saludable, debe ser:

Satisfactoria: agradable y placentera para los sentidos.

Suficiente: que cubra las necesidades de energía, en función de las necesidades de las diferentes etapas o circunstancias de la vida.

Completa: que contenga todos los nutrientes que necesita el organismo y en cantidades adecuadas.

Equilibrada: con una mayor presencia de una amplia variedad de alimentos frescos y, sobre todo, de origen vegetal, y con una escasa o nula presencia tanto de bebidas alcohólicas como de alimentos con baja calidad nutricional.

Armónica: con un equilibrio proporcional de los macronutrientes que la integran.

Segura: sin dosis de contaminantes biológicos o químicos que superen los límites de seguridad establecidos por las autoridades competentes, o exenta de tóxicos o contaminantes físicos, químicos o biológicos que puedan resultar nocivos para individuos sensibles.

Adaptada: que se adapte a las características individuales (situación fisiológica y/o fisio-patológica), sociales, culturales y del entorno del individuo.

Sostenible: que su contribución al cambio climático sea la menor posible y que priorice los productos autóctonos.

Asequible: que permita la interacción social y la convivencia y que sea viable desde el punto de vista económico para el individuo.

La alimentación saludable es la que aporta todos los nutrientes esenciales: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua.

¿Cómo es tu alimentación?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s