LOS ALCANCES DEL MACHISMO

th4XNISS15El machista clásico es el que no deja trabajar a la mujer, mantiene la economía del hogar en un buen nivel.

Es quien dirige a la familia en todas sus decisiones (donde ir a pasear, qué estudian los hijos), es servido en todas sus necesidades y no hay que chistar ante su presencia.

El machista agresor: Son esos golpeadores de mujeres, generalmente fueron hijos de mujeres que salían con hombres, que los criaron sin amor y después cobran desquite con todas las demás.

Actitud machista hace a mujeres y familias enteras padecer la violencia doméstica para “aparentar” una imagen de familia.

El machismo en las iglesias, por cuestiones de poder, no ponen la vida de los feligreses literalmente en riesgo como lo hace la violencia domestica. La muerte luego de una golpiza puede ser la consecuencia final, y esto es tema muy serio.

Al pensar en el machismo en nuestras iglesias no creo que debamos solo pensar en si las mujeres pueden ser ordenadas pastoras sin estar casadas o si pueden ser predicadoras, como si el Espíritu Santo decidiera repartir los dones de acuerdo al genero o estatus marital, sino pensar en las situaciones de la vida diaria que muestran una desigualdad entre varones y mujeres, y que segregan a todas aquellas personas que no asumen esta postura.

El Machismo es un fenómeno que caracterizó nuestra civilización por años, dentro de la dominación varonil donde se cumplen los roles familiares, especialmente los de jerarquización.

El Machismo Bíblico y la degradación de las mujeres. Lecturas, citan a la mujer tratada como objeto. Citas que deberían ser conocidas para ejercer el liderazgo de sus Ministerios. Eliminar el machismo en las iglesias es una tarea de nunca acabar, creo que sería más que necesario considerar en principio los alcances del término “compartir”, la posibilidad de ser responsable a hombres y mujeres, daría tiempo y espacio para ensanchar su congregación, asistiendo a congresos, convenciones y eventos como representante ministerial sin obligación a reintegrarse en determinado tiempo.

Capacitar a las mujeres en tiempo completo, y concientizar las para abandonar roles menores y liderar la plataforma. No es tarea de hoy para mañana, ni mañana para pasado, y el precio altísimo. Nuestros líderes están años luz de convertirse en hombres íntegros como lo fue Jesucristo.

Hay que tener cuidado por evitar el machismo, nos podemos ir al extremo opuesto y ahí gana lugar el feminismo o el enfoque conocido como “liberación femenina”. Creo que tanto el hombre como la mujer tienen su lugar y mientras cada uno de ellos ocupe ese lugar, estaremos brindando lo mejor.

Explicar cuál es el lugar de cada uno, sería un tema para otro día. Creo, que los hombres deben recordar muy bien de amar a vuestras mujeres. Esto hará que dejemos de lado el machismo y comencemos a vivir en armonía.

La mirada y los intereses masculinos dejan en segundo plano los de las mujeres, hasta el punto de llegar a invisibilizar sus aportes o incluso considerarlas ciudadanas de segunda categoría a la hora de tomar decisiones. 

Actualmente, el canon de belleza masculino sigue inspirándose en el de los clásicos (musculatura, hombros anchos, altura, mandíbula marcada) mientras que el ideal de la mujer supone la negación de todo ello (extrema delgadez, poco músculo, piel blanca aunque bronceada).

En política el machismo considera al hombre el centro en la toma de decisiones de todos los ámbitos de la convivencia, comenzando por estructuras como la familia o las comunidades de vecindad hasta los partidos políticos y órganos de representación. 

El lenguaje es machista y las instituciones encargadas de su buen uso, como la Real Academia Española, siguen considerando como oficiales muchos términos sexistas. El uso de términos como hombre para referirse al hombre y la mujer, o las terminaciones niños, ancianos, médicos,… para hablar de ambos sexos son una prueba de ello.

En las relaciones laborales desde los horarios hasta la forma de hacer negocios y los espacios escogidos para llevar a cabo una negociación esconden un punto de vista machista del mundo laboral, que no ha sabido readaptarse a la incorporación de las mujeres.

También la forma de medir el trabajo realizado, los salarios, son mayores en el caso de los hombres que en el de las mujeres. Las leyes laborales no tienen en cuenta en muchos países la realidad de la mujer, donde el permiso maternal dura cuatro meses mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia materna se prolongue como mínimo hasta los seis meses.

Las religiones, la sexualidad, la psicología, la educación e incluso la disposición de nuestras ciudades ha sido creada por hombres pensando en los hombres.

Basta con que mires con detalle a tu alrededor y analices tu mundo, el más próximo: el patio del colegio, tu barrio, las noticias de prensa, la estructura de tu iglesia y las imágenes que hay en ella,… Ellos son los que siguen marcando la pauta, aunque se vayan consiguiendo pequeños cambios o las mujeres nos adaptemos (con mayor o menos resistencia) a un mundo androcéntrico.

Mediante los comportamientos machistas, la mujer es discriminada, tanto de forma individual como colectiva, al ser relegada en la estructura social. Son ejemplos de conductas machistas:

Los comentarios sexuales en la calle o el lugar de trabajo.

Valorar el trabajo de la mujer como secundario en la economía familiar.

La representación de la mujer en la política.

La violencia sexual y la violencia machista.

La invisibilización del papel de la mujer en la historia y los medios de comunicación.

La separación de niños y niñas en las escuelas y la educación diferenciada, ya desde los primeros meses.

El machismo puede darse entre hombres y mujeres, ya que tiene un fuerte componente cultural y de educación, muy arraigado socialmente e incluso bien visto en diferentes culturas y épocas. No obstante es mayoritariamente masculino.

El machismo se aprecia también en comportamientos que se consideran aceptados, los micros machismos.

¿Qué piensas tú?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s