ALIMENTACIÓN

Si ingiere las raciones adecuadas de cada alimento, es más fácil comer de todos los grupos de alimentos sin necesidad de eliminar ninguno. Por ejemplo, algunas raciones razonables son: 100g de carne, media pieza de fruta, media taza de pasta cruda o 50ml de helado. Las comidas preparadas pueden ofrecer un medio práctico para controlar las raciones y a menudo aparecen las calorías que contienen en el envase, lo cual ayuda a su recuento. Si come fuera, podría compartir parte de su comida con un amigo.

Saltarse las comidas, sobre todo el desayuno, puede conducir a una sensación de hambre descontrolada, causando a menudo una sobre ingesta. Realizar una media mañana o una merienda puede ayudar a contener el hambre, pero no coma demasiado para no sustituir las comidas principales. No olvides contar estas como parte de su consumo total de calorías.

¡Los adultos necesitamos beber por lo menos 1,5 litros de líquidos al día! Y necesitamos más cantidad si hace calor o si realizamos mucho deporte. El agua es obviamente una buena fuente de líquidos pero la variedad puede ser tanto agradable como saludable. Otras opciones son los zumos, los refrescos, el té, el café, la leche, etc.

Como hemos visto, la ingesta de demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio pueden dar lugar a un aumento de peso. La actividad física moderada ayuda a quemar las calorías que nos sobran. También es bueno para el corazón y para el sistema circulatorio, y para la salud en general y el bienestar. Así que haga de la actividad física una rutina diaria. ¡Use la escalera en vez del ascensor (tanto como para subir como para bajar)!. Dé un paseo en su descanso para comer. ¡No hace falta ser un atleta para moverse!

Realizar los cambios de su estilo de vida gradualmente es mucho más fácil que hacerlos de repente. Durante tres días, anote los alimentos y bebidas que consume entre las comidas y en las comidas. ¿Toma muy pocas raciones de fruta y verdura? Para comenzar, trate de comer solamente una ración más de fruta y verdura al día. ¿Sus alimentos preferidos son ricos en grasa y le hacen ganar peso? No elimine estos alimentos y se sienta mal, en cambio intente escoger comidas bajas en grasas o comer menos cantidad de éstos. ¡Y comience a usar la escalera en el trabajo!

No hay alimentos “buenos” o “malos”, sólo dietas buenas o malas. No se sienta culpable de los alimentos que le gustan, simplemente tómelos con moderación y escoja otros alimentos que le proporcionen el equilibrio y la variedad que necesita para conseguir una buena salud.

Se estima que en el mundo seamos más de 7.000 millones de personas pisando la tierra y eso en alguna medida es un número casi que imposible de cuantificar cuando se trata de saber cómo se alimentan las personas. Por eso hoy hablaremos de los tipos de alimentación y descubriremos cómo se alimenta la gente en el mundo entero.

Los Omnívoros son las personas que consumen los alimentos tanto de origen animal y vegetal. La mayoría de los pueblos del mundo son omnívoros y es el tipo de alimentación que más fácil resulta para mantener el equilibrio pues no existen limitaciones.

Lacto vegetarianos es el tipo de alimentación más común en la dieta vegetariana, se trata de una dieta en la que no se incluye carne animal pero sí se pueden consumir alimentos derivados de los animales como es el caso de los lácteos. Sin embargo, la parte más importante de su alimentación corresponde al consumo de frutas, verduras, cereales, legumbres, nueces y semillas.

El Vegano es la forma más estricta o pura de los vegetarianos. Cuando una persona se somete a ella, no puede consumir productos de origen animal, se consumen sólo frutas, verduras, legumbres, granos, nueces y semillas. Es decir, no hay huevos, ni queso, ni yogurt, ni helados u otros productos de tipo lácteo.

La alimentación macrobiótica consiste en el consumo exclusivo de alimentos cocinados. Los alimentos crudos según los adeptos a la alimentación macrobiótica no se digieren con tanta facilidad en nuestro cuerpo. Lo ideal para ellos es cocinar todo para eliminar contaminantes, residuos y potenciar los nutrientes.

El crudivorísmo es un tipo de alimentación que se concentra en el consumo de alimentos en su estado natural, es decir, el consumo de alimentos crudos, sin conservantes, ni fermentados y mucho menos cocinados.

Quienes participan de este tipo de dieta aseguran que cualquier tratamiento sobre los alimentos destruyen sus propiedades y en consecuencia los nutrientes no llegan completos al organismo.

Para los Frugívoros, el principio básico es la alimentación a base de frutas puesto que contienen el germen de la vida, razón por la cual son suficientes y altamente saludables.

Las anteriores fueron algunas formas de alimentación que miles de personas en el mundo usan para recibir los nutrientes. Esperamos que te ubiques en la que consideres más saludable y apta para ti. Lo ideal es tomar los 10 consejos para alimentarse mejor.

¿Tú cómo te alimentas?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s