DIFERENCIAS ENTRE TE AMO Y TE QUIERO (2° parte)

descarga (4)El amor nos eleva y nos hace mejores personas. Cuando se dice que el amor es sufrimiento, debemos entender la palabra “sufrimiento” como experiencia, un acto que se vive, y no confundir el término con el significado que normalmente se da a la palabra “sufrimiento”, que significa dolor y que es producto del apego o necesidad de querer poseer o dominar lo que se piensa que se tiene.

En una relación puede darse querer y enamoramiento. En una relación como esa, el querer busca controlar al otro, dominarlo y poseerlo.

El enamoramiento es lo que impulsa el deseo desmedido por querer estar con esa persona sin respetar su espacio, ya que nuestra mente supone, erróneamente, que estando con esa persona somos felices. De esta forma, el enamoramiento termina siendo un intenso apego.

El enamoramiento y el querer también suelen venir acompañados de celos, lo cual también es nocivo para las relaciones. El querer, en su aspecto de control, busca cambiar a la pareja, o nos entristeceremos o molestaremos si no hace lo que queremos, o si se aleja físicamente, o si reclama su espacio, en fin, es otra manifestación de apego que nos impulsa por egoísmo a buscar satisfacer nuestras necesidades.

Un ser tenía a su abuela enferma.

La señora ya pasaba de los 80 años y estaba delicada de salud, en condiciones un tanto precarias y solía decir que ya estaba cansada de vivir. Un día la nieta estaba triste y llorando, al preguntarle qué le ocurría, dijo que no deseaba “perder a su abuela”. Al preguntarle si lo que decía, consideraba la condición de la abuela. Se quedó pensando y algo en su interior cambió, lo dijo la expresión de su rostro y su corporalidad. No se había dado cuenta que no había pensado en su abuela, no había sido empática con ella y se había limitado a pensar sólo en su supuesta necesidad. No se duda que ella realmente la amara, pero al mismo tiempo también había algo de apego hacia ella.

Ese apego era lo que le producía el dolor por la separación física. Luego, al centrarse en el amor que sentía por ella, recordando los momentos que más le gustaban cuando compartían, dejó que ese sentimiento que acompaña a la conciencia de amor, la embargara.

El cambio fue inmediato y notable, al punto que llegó a reír y se entusiasmó al compartir anécdotas agradables que recordó en ese momento. Se quedó con ese sentimiento, con esos pensamientos, porque sin importar donde se encontrara su abuela, ella siempre podría recurrir al amor.

Muchas mujeres que se separan de sus esposos con mucha rabia y rencor hablan de su ex-marido como “el desgraciado ese”. Es importante recordar los momentos agradables con esa persona.

Centrarse en ellos y describir el que más les gustó. Así cambian su estado de ánimo al contar un par de historias agradables.

Revisar si en realidad desean el mal a su ex-esposo o si es porque se sienten heridas, traicionadas y humilladas, y les molesta que a pesar de separarse lo siguen amando.

Amar es algo positivo, que viene acompañado de sentimientos potenciadores, de paz, de regocijo, de alegría y que no importa donde se encuentre, ni en qué momento, ni quien sea la persona, situación o cosa que nos motiva a experimentar amor, siempre es positivo y tiene implicaciones psíquicas, fisiológicas, energéticas, emocionales que nos hace bien nosotros y a quienes nos rodean.

En realidad la ruptura de la relación no es lo que les afecta, sino la idea que se había hecho de la relación, lo cual era una forma de apego.

Si su pareja estuviera de viaje, por ejemplo, aunque no estuvieran juntos físicamente, en su cabeza estaría la idea de que aún lo estaban, o si en cambio, no le hubiera pedido el divorcio, y hubiera continuado engañándola, ella hubiera seguido con la idea de que estaban juntos y hubiera seguido feliz.

Una señora que tenía un hijo que se había ganado una beca para estudiar en el extranjero. Se oponía a que se fuera y le había buscado alternativas que el muchacho había rechazado. Ella estaba tan desesperada, que buscaba para que lo convencieran de se quedara. 

Otro caso de apego, y luego de hablar y de repasar los acontecimientos, se quedó tranquila y dejó que su hijo eligiera. Algo que es importante, aunque creamos que hay situaciones o personas a las que amamos, en realidad, no son ellas las que lo producen, ni es que surja algo nuevo en nosotros, el amor siempre ha estado allí. No lo creamos, no lo producimos, lo experimentamos.

Las personas a las que decimos amar, son seres que usamos como argumento para experimentar amor. Pero si practicamos, podemos experimentar amor, sin necesidad de que haya un algo o un alguien a quien amar. Eso es, dejar fluir el amor en nosotros. Curiosamente, cuando lo hacemos, la gente a nuestro alrededor lo nota, y desea nuestra agradable compañía porque experimentar amor, es como la risa, suele ser agradable y contagioso.

¿Qué te sucede a ti?

 

 

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s