DOS FIDELIDADES

images (19)Así que existen dos fidelidades.

Una fidelidad auténtica, al servicio del bien, y una caricatura de la fidelidad, siempre manchada por la mentira, la avaricia, el robo o el crimen.

Para construir la fidelidad auténtica dependemos, sencillamente, de la fuerza del amor que reina en el propio corazón.

 

Si uno ama de verdad a su familia, a sus amigos, a sus compañeros de trabajo, sabrá ser fiel a sus compromisos. 

No quiere ser fiel porque sí. Quiere ser fiel para dar una respuesta de amor a aquellos a los que debe algo, a los que quiere ayudar, a los que aprecia y venera en lo más profundo de su corazón. Conforme más débil es el amor, menor es la fidelidad. Las traiciones matrimoniales responden de un modo bastante exacto a esta ecuación.

Por eso hay que evitar el error de querer ser fieles a toda costa, incluso sometiendo el amor como un medio para lograr la fidelidad.

No se ama para ser fieles: se es fiel para amar más y mejor. El amor construye la fidelidad para incrementar el amor.

Podríamos decir que la fidelidad es sólo un momento de paso del amor hacia el amor.

Cuando llega la prueba, cuando se asoma otro hombre u otra mujer, cuando uno se cansa de sus hijos pequeños o de sus padres ancianos, es entonces cuando el pequeño amor que tengamos nos ayuda a decir no a la deslealtad y sí a la fidelidad.

Superada la prueba, el amor puede crecer, hacerse luminoso, limpio, radiante, capaz de suscitar envidia en quienes observan las vidas de tantos hombres y mujeres que no ceden a la tentación de una trampa, porque en su corazón hay algo mucho más grande y más fuerte que la búsqueda de un placer provisional y despreciable.

La verdadera fidelidad está en crisis porque quizá hemos dejado de vivir a fondo el amor. Notamos el síntoma de una enfermedad profunda, que nos hiere un poco a todos, que nos carcome, debilita y empobrece. 

La fidelidad, es cumplir con lo que somos, con lo que queremos, con lo que prometemos a otros, pero primero a nosotros mismos.

Muchas personas se preocupan por solamente serles fiel a su pareja, pero se olvidan de guardar fidelidad a sus principios, a sus deseos.

Debes ser fiel con lo que piensas y realmente anhelas para alcanzar la felicidad.

Si tus principios son la honradez y el ser una persona correcta, ¿Por qué escuchar propuestas que vayan en contra de ello?, ¿Por qué caer en la seducción de la vida fácil?

La fidelidad, antes que cualquier cosa, es el compromiso que firmamos con nosotros mismos para hacer lo que verdaderamente anhelamos.

¿Qué piensas tú?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DOS FIDELIDADES

  1. Pingback: LA FIDELIDAD | Superándote Cada Día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s