PROTECCIÓN (2° parte)

images (3)Dios no quiere que nos alejemos como si fuésemos ermitaños a una cueva sino que más bien vivamos valientemente en la línea de fuego, protegidos con su poder en medio de un ambiente maligno.

Para que nosotros podamos disfrutar los beneficios de esa protección, debemos vivir a la luz, transmitir verdades espirituales.

El secreto de la supervivencia es ” habitar al abrigo del Altísimo” y “morar bajo la sombra del Todopoderoso”.

Aquellos que creemos, vivir conscientemente en una comunión con él, caminando todos los días en dependencia total de él, disfrutando los beneficios de vivir bajo su protección en aquellas ocasiones cuando necesitamos descansar. Si mantenemos nuestro caminar con él, podemos contar con él para que nos libre durante los momentos difíciles.

¡Refugio y en quien confiar!

Un refugio un lugar para descansar. Por esa razón vivir en él es esencial; sólo en él encontraremos descanso y protección. Y en el podemos poner toda nuestra confianza.

Confía con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia.
La confianza en Dios debe ser total. Un constructor que realiza su trabajo a cuarenta pisos de altura en un edificio de la ciudad depende de una cuerda de seguridad que evite la caída en caso de que pierda el equilibrio. Él confía que el cable y el arnés lo sostengan en caso de una emergencia. Esa es la clase de confianza que Dios quiere de nosotros.

También existen quiénes creen y hacen una gran variedad de rituales y conjuros contra la envidia, pero en general todos estos hechizos protegen de todas las acciones negativas que se dirijan contra ti: celos, chismes, ataques verbales, e incluso la brujería. Contra los espíritus que pueden quitarte toda energía vital.

La envidia es uno de los siete pecados capitales del ser humano, es innata a nosotros. A veces ocurre que demasiadas envidias y recelos hacia nuestra persona encauzan energías que no nos resultan beneficiosas.

Protegernos de estas es una medida de precaución, cuando pensamos que puede existir algún influjo energético negativo en nuestra contra podemos recurrir a las oraciones de protección.

Podemos percibir algo diferente o pesado en el ambiente, ya sea en nuestro hogar o en nuestro mismo centro de trabajo. O no sentirnos bien y las cosas nos salen mal. Esto puede ser causado por las malas vibras. 
Las malas vibras o malas energías pueden estar afectándonos en un sitio en donde la carga haya sido generada por peleas entre habitantes de la casa, muerte de algún pariente que no descanse en paz y emane una irradiación de energía negativa. O inclusive en ese mismo sitio se haya cometido algún asesinato entre otros desagradables casos. 

Se podría decir que la forma más común de adquirir las malas vibras es la envidia de otros hacia uno mismo  por innumerables razones, porque tenemos más dinero, mejor trabajo, etc. 

Para protegerme y hacerme un escudo ante las malas vibras que merodean nuestro hogar se recomienda limpiar el sitio. Existe diversos rituales para poder realizarlo, uno de ellos es el ritual de la vela blanca con la exclamación de una oración purificadora. 
Se empieza por prender una vela blanca que simboliza la pureza y la paz, junto con un incienso de romero. Se camina por toda la casa con la vela y el incienso prendidos y se reza la oración. 

Para defendernos de la envidia hay diversos amuletos que pueden contrarrestar los pensamientos malignos de la gente, hay casos en que se ha visto que las personas portan una cadena o colgante con la forma de una mano protectora, un animal o simplemente una cruz. También existe la creencia muy común de llevar amarrada una cinta roja en la muñeca contra la envidia. 
La cinta roja tendrá que colocarse en la mano derecha (mejor si es con la ayuda de otra persona), la misma que se rocía con una loción “corta envidia” y con la otra mano se tendrá que leer una oración. 

Una manera infalible de darnos cuenta que estamos cargados de energías negativas tanto nosotros como el ambiente en donde, por ejemplo, trabajamos o descansamos es mediante un vaso con agua. 
El agua siempre ha sido considerado un elemento que atrae la negatividad, es por ello que recomiendan poner un vaso con agua encima del velador, mesa de trabajo o debajo de la cama; al otro día, si se observa burbujas en ella, quiere decir que durante ese tiempo se ha atraído toda carga que no nos deja avanzar o sentirnos bien. Inmediatamente hay que desechar esa agua por inodoro o desagüe. 

Es importante que cada uno piense hasta donde necesita protección, si se siente demasiado desamparado y si es real o producto de sus miedos e inseguridades.

¿Qué piensas tú?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PROTECCIÓN (2° parte)

  1. Pingback: PROTECCIÓN (1° parte) | Superándote Cada Día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s