LOS ANGELES TE PUEDEN AYUDAR

images (26)Hay ángeles que se mantienen en contacto entre sí para colaborar con el plano terrestre. Trabajan en grupo para aliviar a las personas de los problemas cotidianos. Para invocar a esta cuadrilla se necesita depositar una ofrenda en un sitio determinado, encender una vela azul o violeta los lunes al levantarte, junto con una pequeña campanita plateada.
Otros infunden energía espiritual, esa carga de fuerza, de entusiasmo con que los seres humanos comienzan sus proyectos o actividades. Sin esto la vida sería un trajín carente de alegría y de interés.
LOS SANADORES. Actúan bajo al guía de san Rafael, su poderoso arcángel y están llenos de amor hacia los humanos. Se presentan en cada hogar donde haya un enfermo, dispuestos a ayudar. OFRENDA: en una bolsita de tela, coloca un puñado de hierbas aromáticas y varias clases diferentes de té en hebras. Colgá la bolsa en una ventana, del lado de afuera para que se seque bien. Al cabo de tres días, colócalas en un platito y enciéndelas para que despidan un intenso aroma que impregne la casa. Para quemar las hierbas, elegí un miércoles.
LOS GUARDIANES DEL HOGAR. Cuidan el núcleo familiar, protegen a los ancianos y a los niños. Una familia puesta concientemente bajo protección de estos ángeles vive en una constante aura de bendición y de armonía. Colaboran activamente en el crecimiento espiritual de la familia, interviniendo también para defenderla de las altercaciones y de los problemas materiales.
En cada dormitorio, coloquemos un florero con una rosa amarilla. Al lado de la flor encendamos una vela amarilla también. Este ritual debe realizarse en la noche de un domingo.
Los guardianes de la naturaleza custodian, viven y trabajan en el elemento que le es propio, sea en la tierra, en el fuego, en el aire o en el agua. Viven en simbiosis con las flores, las piedras, las nubes o cursos de agua. Regulan el clima, los elementos y el crecimiento de los vegetales.
Cuando la humanidad aprenda a contactar con ellos, obtendrá el máximo de la naturaleza, con equilibrio y armonía. En un lugar al aire libre, donde abunden las flores, los árboles, el agua o haya montañas, dejemos en el sitio que más nos atraiga una pequeña cesta con flores y golosinas, sería como una ofrenda a ellos.
LOS GUARDIANES DE LA BELLEZA. Son criaturas sumergidas en una dimensión de luces y sonidos, armonía, belleza sin límite. Buscan el contacto con los seres humanos espiritualmente elevados para trasmitirles ritmos y armonías. Es así, que algunos artistas están inspirados por ellos y recogen de lo alto de planos astrales los sonidos y formas que los ángeles les sugieren.
Crea como ofrenda en tu casa un rincón especial, donde abunden los objetos bellos. Si tienes un instrumento musical, no dudes en colocarlo allí. Jarrones, pinturas, velas de colores, una alfombra vistosa pueden darle al ambiente el clima ideal para que estos ángeles se sientan convocados.
Una de las mejores maneras de trabajar con las criaturas celestiales es a través del uso de los ojos de ángel en meditación. Los ojos angélicos nos permiten mirar dentro de nosotros de diferentes maneras; también podremos tener una perspectiva de cómo nuestras decisiones afectan a otros o cómo nos adaptaríamos nosotros a una situación determinada.
Concentrémonos en el objetivo de alinear nuestra esencia con la energía angélica. Probablemente podemos sentir un repentino calor o escalofríos, cualquier sensación súbita debemos interpretarla como una señal. Consideremos la situación que queremos aclarar o resolver, elijamos un aspecto determinado de nuestra vida (estudios, trabajo, familia, etc) y digamos mentalmente: ´´ pido asistencia a las energías angélicas para (digamos nuestra situación o lo que nos preocupa)
Relajados. Puede que se forme una respuesta en nuestra mente o a lo mejor la clave para solucionar nuestra dificultad en forma de revelación o intuición. No tratemos de forzar las cosas. Algunas veces las repuestas llegan al terminar la meditación. De las gracias a los ángeles y acabe la meditación.
Algunos ángeles intervienen en circunstancias muy especiales. Quizás parezcan indiferentes a los sucesos de todos los días, a las pequeñas penas, preocupaciones, etc. pero no lo son. Al contrario están pendientes de nosotros, solo que aparecen en grandes ocasiones cuando su presencia es requerida de manera desesperada.
Son los ángeles salvadores que nos cuidan en situaciones que exijan decisiones rápidas y urgentes. En cierto modo podríamos decir que adoran el peligro y son expertos en rescatar a quienes los invocan en todo tipo de situaciones arriesgadas.
La principal característica de estas criaturas aladas es su vitalidad. Pero cuidado porque debemos tratarlos con mucho respeto y debemos tener paciencia, ya que no toleran las críticas ni aceptan los consejos. Aman los viajes y todo tipo de actividades que implican movimiento. Se llevan muy bien con deportistas, porque admiran a las personas intrépidas y competitivas. El mejor momento para invocarlos es a finales de otoño principios de primavera. Los espacios que frecuentan son abiertos como el campo, prados, bosques, etc.
Podemos atraerlos con un objeto que indique movimiento, un avión o pájaro de papel, un molinillo de viento, etc. un viernes por la mañana en un lugar al aire libre, en un sitio que nos guste sentados en el suelo y hagamos una plegaria a los ángeles para que nos asistan en situaciones de peligro. Si queremos rezar en voz alta podemos. Cuando terminemos la plegaria hacemos mover el objeto elegido, esto sería el saludo a los ángeles.
Para tener un día angelical, al levantarnos por la mañana digamos: ´´ voy a pasar un día angelical. Estaré abierto a todo lo que el universo me ha enseñado con respecto a los ángeles y a lo que yo puedo hacer para ayudar a los demás “
Tengamos en nuestra mente durante ese día que cualquier cosa que suceda o cualquier persona con la que nos encontremos estará orquestada por los ángeles, para educarnos y entendernos. Nos habremos embarcado en una aventura, en la búsqueda del tesoro. Seamos agradables con la gente que nos crucemos en nuestro camino. Miremos a las personas a los ojos cuando las encontremos. Al comprar digamos a nosotros mismo que buscaremos cosas angélicas. Veremos que gastamos menos dinero y encontramos artículos que realmente necesitamos. Pidamos a los ángeles que nos guíen hacia la tienda adecuada. Cuando regresemos a casa pasemos los sucesos más significativos del día. Meditemos y visualicemos a nuestro ángel como un guía que nos acompaño a todos lados.
Para poder sentir la presencia angelical en nuestras vidas:
Hay que Amarse a sí mismo. Si no hay amor hacia uno, no es tan fácil el amar a los demás.
Limpiar el corazón de sentimientos negativos. Sin forzarse, trabajemos en los sentimientos de resentimiento, rabia, pesimismo, etc. que tengamos en nuestro corazón. Al hacerlo, permitiremos que la energía de luz de los ángeles fluya fácilmente a través nosotros.
Dediquemos tiempo a la interiorización, la oración o la meditación. Fundamental para poder llegar a sentir a nuestros ángeles.
Revisemos nuestra dieta. Aunque parezca que no tuviera relación, en realidad la tiene y mucha con el hecho de poder canalizar información angelical. La conocida “comida chatarra” no es la más adecuada; comamos comida saludable, frutas, verduras, más carne blanca que roja, etc. (Obviamente teniendo en cuenta que el cambio de hábito alimenticio no perjudique nuestra salud).
Tomemos bastante agua. Especialmente luego de haber meditado.
Leamos sobre el tema, no nos cansemos de leer, pues con seguridad los ángeles nos colocarán libros en nuestras manos para que podamos ir entendiendo el proceso que está sucediendo dentro de nosotros.
Tengamos un diario o cuaderno especial en el que vayamos escribiendo (con fecha e incluso, si lo deseamos, hora) todo lo que vayamos sintiendo o no sintiendo, pues este será nuestro “mapa” a través del cual nos iremos dando cuenta de nuestro proceso individual.
Además de brindarnos su amor, su inspiración, su apoyo y su agradable compañía, los ángeles nos pueden guiar mediante sincronicidades, o sea, el encadenamiento “casual” de hechos significativos que vienen en nuestra ayuda para que podamos lograr nuestros más elevados propósitos.
Los ángeles también nos dan señales, pistas e incluso consejo directo a través de canalizaciones o telepatía para conducirnos hacia lo que es mejor para nosotros en las distintas encrucijadas vitales, allanando así nuestro camino de regreso a la divinidad.
Entablar contacto con ellos es un preciado regalo y un potente catalizador en nuestro proceso evolutivo. Son los mejores psicólogos, pues nos ayudan a descubrir nuestras respectivas trabas y bloqueos; los mejores médicos porque nos develan el verdadero origen de nuestras enfermedades y los mejores asesores, pues nos ayudan a modificar nuestro presente para elegir los más luminosos futuros.
¿En qué te pueden ayudar?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s