CUANDO ALGUIEN DUERME

images (20)Cuando alguien duerme, recibe estímulos del cuerpo y del exterior. La suma de unos y otros induce a un estado de sensibilidad onírica que favorece la aparición inconsciente de sucesos extrasensoriales. El conocimiento cierto de un hecho futuro (precognición) intervendría entonces y, a la mañana siguiente o en días sucesivos, lo soñado efectivamente ocurriría.

Una hipótesis que a menudo se evoca es que los sueños premonitorios se deben únicamente al poder de deducción de nuestro cerebro.

En efecto, éste es capaz de recordar gran cantidad de detalles y otras informaciones de manera inconsciente. Ahora bien, durante la noche, nuestra materia gris continúa trabajando.

De este modo, algunos científicos piensan que durante las fases del sueño, nuestro cerebro escoge, clasifica y graba los momentos del día y los recuerdos de manera general.

Así, varios elementos que tú no percibes pero que conoces sin saberlo se reúnen en tu cerebro. Y conforman un todo que, quizás, aparecerá en un sueño. Y no se trata de una visión, sino de una deducción inconsciente.

Buscas un apartamento y sueñas que dejas tu pequeño estudio por uno de tres habitaciones con balcón… Y el mes siguiente te mudas… a un piso de tres habitaciones con balcón.

En esta ocasión, ¿no has dirigido tu elección, consciente o inconscientemente, en función de aquello que has soñado y que te ha parecido perfecto? Además, tus sueños, expresan, sin duda alguna, tus deseos inconscientes.

Así pues, resulta poco sorprendente que intentes hacer corresponder la realidad de esta proyección con tus ganas. Es difícil de saber, en este caso, si es el sueño el que ha provocado esta realidad, o si verdaderamente se trata de una premonición

Acabas de soñar que te van a ascender en la empresa… Y una semana más tarde, efectivamente te han ascendido. ¡Esto es lo que se denomina tener un sueño premonitorio! Pero, ¿qué hay de aquella vez en que soñaste que te iban a despedir y no pasó nada? ¿Y de la vez que soñaste que conducías un coche nuevo? ¿Se cumplió la premonición? De entre todos los sueños que tienes y que ponen en juego tu vida cotidiana, varios de ellos llegarán a ocurrir, un día u otro. Basta con que vivas una situación poco después de haberla visto en el sueño para destacar la coincidencia. Así que, teniendo en cuenta todos estos acontecimientos oníricos que has vivido y que no se han realizado finalmente, ¿estás seguro que puedes hablar de premonición? Además, los sueños a menudo son bastante confusos e imprecisos, lo cual no permite hacer una interpretación válida…

A pesar de todo, el azar hace tan bien las cosas que a veces nos puede resultar muy inquietante. Eso es al menos lo que piensa Jung, uno de los padres de la psicología. Él afirma la existencia de un principio, que ha denominado teoría de sincronización, con el objetivo de explicar algunas coincidencias inquietantes. El punto de partida de su reflexión es un sueño que se podría calificar como premonitorio: Jung recibió un paciente que le relató el sueño que había tenido la noche anterior, en el que aparecía un escarabajo de oro. Unos instantes más tarde, un coleóptero dorado se golpeó contra su ventana… En el marco de estas “coincidencias significantes”, los sueños premonitorios podrían ocupar cierto lugar… Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con estas teorías de Jung.

Uno de los descubrimientos más importantes de Freud es que las emociones enterradas en la superficie subconsciente suben a la superficie consciente durante los sueños, y que recordar fragmentos de los sueños pueden ayudar a destapar las emociones y los recuerdos enterrados.

Freud mantiene que todos los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador, incluso los sueños tipo pesadilla. Hay sueños negativos de deseos, donde lo que aparece es el incumplimiento de un deseo. Para esto se dan varias explicaciones, entre las cuales está la satisfacción de una tendencia masoquista. No obstante sigue en pie la conclusión general de Freud: los sueños son realizaciones disfrazadas de deseos reprimidos. Según su teoría, la “censura” de los sueños producen una distorsión de su contenido. Así que lo que puede parecer ser un conjunto de imágenes soñados sin sentido puede, a través del análisis y del método “descifrador”, ser demostrado ser un conjunto de ideas coherentes. Freud propone que al valor del análisis de los sueños se radica en la revelación de la actividad subconsciente de la mente.

La teoría de interpretación de los sueños de Freud representa las primeras teorías de este con relación a la naturaleza de la psicología de sueños inconscientes, la importancia de las experiencias de la infancia, el lenguaje “hieroglífico” de los sueños y el método que el llama “psicoanálisis”

Freud considera que todo sueño es interpretable, es decir, puede encontrarse su sentido. La labor de interpretar no recae sobre todo el sueño en su conjunto sino sobre sus partes componentes basándose en una especie de libro de los sueños, donde cada cosa soñada significa tal otra cosa en forma rígida, sin considerar la peculiaridad de cada sujeto. Primero se descompone el relato en partes, y recién al final surge la interpretación final o global, en la cual se nos revela el sueño como una realización de deseos.

El sueño no es meramente actividad somática: es un acabado fenómeno psíquico de realización de deseos, y por tanto debe ser incluido en el conjunto de los actos comprensibles (no incomprensibles) de nuestra vida despierta, constituyendo el resultado de una actividad intelectual altamente complicada.

El deseo aparece disfrazado en el aspecto manifiesto del sueño, en lo efectivamente soñado, proceso denominado ‘deformación onírica’. Freud se pregunta porqué tiene que haber una deformación, ya que podría haber ocurrido que el sueño expresara el deseo en forma directa, sin deformación. Esta deformación es intencional y se debe a la censura que el sujeto ejerce contra la libre expresión de deseos, por encontrarlos censurables por algún motivo.

Según Louisa Rhine, el pensamiento de obtener información sobre un evento futuro puede resultar inquietante para la estructura racional de una persona por lo que a ese tipo de información sólo se le permite entrar a la conciencia cuando sus defensas intelectuales bajan la guardia, como ocurre en los sueños.

En este sentido, habría que dimensionar el alcance de la mente inconsciente.

En ocasiones la mente inconciente es usada como sinónimo del espíritu, del alma o del llamado “yo superior”. Algunas personas, desde filósofos herméticos hasta Jung, sugieren que la mente inconsciente trasciende los límites de un individuo y se remonta a toda una especie y quizás participa en la mente del universo, por lo cual todas las cosas, internas o externas, personales o ajenas, en cierto sentido le serían accesibles, porque todo estaría ocurriendo dentro de una misma mente  que sería equivalente al espacio mismo.

¿Qué te sucede a ti ?

 

 

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s