MUERTOS EN VIDA

images (28)Los científicos quedan perplejos cuando analizan el diseño del ser humano, pues descubren que estamos dotados de recursos y aptitudes que sobrepasan con creces las necesidades de una vida de 70 u 80 años.

Han hallado, por ejemplo, que el cerebro humano posee una inmensa capacidad de memorizar. Cierto investigador calculó que la información que puede almacenar este órgano “llenaría unos veinte millones de volúmenes, tantos como los que albergan las mayores bibliotecas del mundo”. Algunos neurocientíficos creen que en toda una vida solo se utiliza una diezmilésima parte del potencial del cerebro. Así que cabe preguntarse: “¿Por qué posee el cerebro tal capacidad y durante la vida solo empleamos una minúscula fracción de ella?”.

Pensemos también en la reacción tan poco natural del ser humano ante la muerte. Para la gran mayoría, la muerte de un cónyuge o un hijo puede convertirse en la experiencia más traumática de la vida.

La pérdida de un ser querido puede perturbar por largo tiempo nuestro entero equilibrio emocional. Hasta a quienes afirman que la muerte es un fenómeno natural les cuesta aceptar la idea de que su propia muerte signifique el fin de todo. Casi todo el mundo desea vivir lo máximo posible.

En vista de la reacción general del hombre ante la muerte, del sorprendente potencial para memorizar y aprender, así como del anhelo interno de existir eternamente, ¿no resulta obvio que fuimos creados para vivir?

Dios no nos creó con la muerte como el desenlace natural, sino con la perspectiva de vivir indefinidamente. Dios ante la primera pareja humana les dijo “Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra y sojúzguenla, y tengan en sujeción los peces del mar y las criaturas voladoras de los cielos y toda criatura viviente que se mueve sobre la tierra”. ¡Un futuro maravilloso!

Dios es amor. Notemos que no dice que tenga amor o que sea amoroso, sino que es amor. Su amor es tan intenso, tan puro, tan perfecto, está tan presente en su personalidad y sus acciones, que con toda propiedad se puede decir que es la mismísima personificación del amor. Él no es un Dios que se lleve a la gente.

La religión ha causado mucha confusión sobre dónde y en qué condición se encuentran los muertos. Cielo, infierno, purgatorio y limbo: estos y otros destinos suscitan desde incomprensión hasta terror absoluto. La Biblia, por otro lado, nos aclara que los muertos están inconscientes, en un estado comparable al sueño.

No deberíamos preocuparnos respecto a lo que sucede tras la muerte más de lo que nos preocuparíamos por alguien profundamente dormido. Jesús habló del tiempo en que ‘todos los que estuvieran en las tumbas conmemorativas saldrían’ a una vida nueva en un paraíso terrestre.

Cuando morimos, dejamos de existir; pero esto no significa forzosamente que ahí se acabe todo.

Job creía que si seguía fiel hasta la muerte, Dios se acordaría de él y con el tiempo lo resucitaría. Todos los siervos de Dios de la antigüedad creían eso.

El propio Jesús confirmó esta esperanza y mostró que Dios lo utilizaría a él para levantar a los muertos. Las siguientes palabras de Cristo constituyen una garantía: “Viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán la voz de Jesús y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio”.

Dentro de muy poco, Dios eliminará toda maldad y establecerá un nuevo mundo gobernado desde el cielo.

El resultado será un paraíso por toda la Tierra en el que vivirán quienes sirven a Dios. Leemos en la Biblia: “Oí una voz fuerte desde el trono decir: ‘¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado’.

Se considera siempre a la muerte como una intrusa: no existia al principio, cuando la vida de los humanos se renovaba continuamente, como las serpientes cambian de piel o la Luna de fases. La muerte suele aparecer como el resultado de un error, como un castigo, o como un pacto.

La idea de la muerte como error se centra a menudo en un mensaje que se pierde. Por ejemplo, en Africa, Dios envia al camaleón a decir a los primeros hombres que son inmortales. Pero al demorarse éste, se le adelanta el lagarto, mensajero de la muerte.

La muerte como castigo (a menudo a causa de la falta cometida por una mujer, como en la historia bíblica de Adán y Eva) es un tema muy común. Los indios algonquinos de Norteamérica decían que la gran Liebre dio la inmortalidad al hombre en un paquete que le prohibió abrir. Pero su curiosa esposa lo abrió y dejó escapar la inmortalidad.

En algunos sitios aparece la muerte como pacto. Un mito de los esquimales de Groenlandia dice que al principio no había muerte pero tampoco sol. Una anciana se obstinó en que, si no era posible tener una cosa sin la otra, seria mejor tener las dos a la vez, pues sin luz la vida no valía la pena.

Tanto pensamos en la muerte y que pasa más allá de ella, pero que hacemos en nuestra vida.

Cuantas veces estamos como muertos sin hacer nada o repitiendo lo mismo sin pensar si es lo mejor o lo correcto para una mejor calidad de vida.

¡Vive! ¡Haz algo! ¡Corrige sobre la marcha! Estas aquí para vivir.

¿Qué te parece?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s