HACÉ FLUIR EL DINERO

images (3)Las creencias sustentan el modo de vivir y con ellas se atraen todo tipo de experiencias.

Hay dos tipos de creencias: las limitantes y los no limitantes. Una creencia limitante es aquella que nos limita a recibir, ser experimentar o tener algo que queremos.

Algunos ejemplos de creencias limitantes para atraer el dinero son:

Es difícil tener dinero.

No hay trabajo.

No hay dinero.

Todo es muy caro.

La vida es difícil.

Si compro “eso” que quiero, me voy a quedar sin dinero.

Hay que aguantar muchas cosas desagradables para obtener dinero.

Hay que comprometer los valores para obtener dinero.

Tengo que ser un poco mentiroso para tener buenas relaciones y dinero.

Tengo que aguantar este trabajo aunque no me guste.

Una forma eficaz para que empecemos a atraer el dinero a la vida, es comenzar por deshacerse de todas las creencias que no nos sirven sino para limitarnos.

Observemos que tipo de creencias tenemos respecto al dinero, y empecemos a sustituirlas por nuevas formas de enfocar el dinero.

Por ejemplo: si tenemos la creencia de que el dinero “es difícil de ganar”, entonces podríamos empezar a repetir “El dinero puede fluir fácilmente a mi vida”.

Si pensamos que hay que hacer cosas que no nos gustan para obtenerlo, podemos empezar a pensar “Yo gano dinero haciendo lo que me gusta y me hace sentir realizado y satisfecho de lo que soy”.

Sustituir viejos modos de pensar por nuevos, difícil al principio, porque la mente está acostumbrada a pensar de una forma y el hábito de pensar de una forma puede ser tan difícil de erradicar como dejar de fumar o beber.

Debemos ser conscientes que nuestras creencias afectan nuestras vidas de forma profunda, y que se debe hacer un esfuerzo de voluntad y estarse observando a menudo, para que la mente deje de repetir hábitos que no llevan a ningún lado y sólo limitan la capacidad de recibir dinero y hacer la vida más próspera y abundante.

Deja una hoja en tu mesa de noche la cual tenga escrita creencias acerca del dinero que sean de prosperidad. 

Lee esta hoja antes de dormirte y en la mañana, leela hasta que sientas lo que estas diciendo y tu animo se enfoque hacia tus nuevas creencias. Crear pensamientos de prosperidad:

Agradece: Es una actitud que atrae más bienes a tu vida.

Programa tu celular para que suene cada determinado tiempo, y redacta pequeños mensajes de abundancia.

Usa media hora durante el día para enfocarte en imágenes de abundancia.

Cada vez que vayas a comprar algo, no pienses “esta caro” o sientas que será imposible comprarlo.

Evita fijarte siempre en el precio, primero observa si te gusta o no, luego, mira el costo.

Si no tienes suficiente, piensa “el universo siempre me da para tener todo lo que quiero. Ya vendré por ti.” Y crea imágenes en tu cabeza donde te mires con aquello que deseabas comprar. 

Si existe un obstáculo para ese flujo, en forma de pensamientos asociados con la escasez, la codicia o la culpa, el dinero se va a estancar. 

No va a llegar, y va a flotar en lugar de fluir en su vida. 

Esto es mucho más difícil si nos criamos en una familia donde la pobreza era real o existía una mentalidad de pobreza generalizada; pero esto es algo que con el tiempo se puede cambiar.

Si no prestamos atención al dinero, es lo mismo que estar en una relación en la que no le prestamos mucha atención a la otra persona. Con el tiempo esa persona comenzará a alejarse por falta de atención.

Por otro lado, si estamos obsesionados con el dinero -o con la falta de dinero- va a pasar lo mismo que cuando estamos obsesionados con una persona. Con el tiempo tratará de escapar de nuestro entorno. 

Recibir es lo mismo que dar.

Son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo.

Si detenemos el flujo desde alguno de los dos polos, obstaculizamos la inteligencia de la naturaleza. 

El flujo de la vida no es otra cosa que la interacción armoniosa de todos los elementos y las fuerzas que estructuran el campo de la existencia. 

Esta interacción opera a través de la ley del dar.

Nuestro cuerpo, nuestra mente y el universo mantienen un intercambio constante y dinámico.

Frenar la circulación de la energía es como frenar el flujo sanguíneo. Cuando la sangre deja de circular, comienza a coagularse y a estancarse.

Por ello, debemos dar y recibir para mantener circulando permanentemente la riqueza y la afluencia – o cualquier cosa que deseemos en la vida la palabra “afluencia” viene de la raíz latina affluére (es decir, “fluir hacia”), y significa “fluir en abundancia”.

El dinero es un símbolo de la energía vital que intercambiamos y que utilizamos como consecuencia del servicio que le prestamos al universo.

Al dinero, también se le llama moneda “corriente”, nombre que refleja igualmente la naturaleza fluida de la energía. La palabra “corriente” viene de “correr” o “fluir”.

Si nuestra única intención es acapararlo y aferrarnos a él-, impediremos también, que éste vuelva a circular en nuestra vida, puesto que el dinero es energía vital.

Para que esa energía fluya constantemente hacia nosotros, debemos mantenerla en circulación.

Al igual que un río, el dinero debe mantenerse en movimiento o, de lo contrario, comienza a estancarse, a obstruir, a sofocar y a estrangular su propia fuerza vital. La circulación lo mantiene vivo y vital. Toda relación es una relación de dar y recibir.

El dar engendra el recibir, y el recibir engendra el dar. Lo que sube debe bajar; lo que se va debe volver.

En toda semilla está la promesa de miles de bosques. Pero la semilla no debe ser acaparada; ella debe dar su inteligencia al suelo fértil. A través de su acción de dar, su energía invisible fluye para convertirse en una manifestación material. 

Cuanto más demos, más recibiremos, porque mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida. En realidad, todo lo que tiene valor en la vida se multiplica únicamente cuando es dado. Lo que no se multiplica a través del dar, ni vale la pena darse, ni vale la pena recibirse. Si al dar sentimos que hemos perdido algo, el regalo no ha sido dado en realidad, y entonces no generará abundancia. Cuando damos a regañadientes, no hay energía detrás de nuestro acto de dar.

Al dar y al recibir, lo más importante es la intención. La intención debe ser siempre crear felicidad para quien da y para quien recibe, porque la felicidad sostiene y sustenta la vida y, por lo tanto, genera abundancia. La retribución es directamente proporcional a lo que se da, cuando el acto es incondicional y sale del corazón. 

Por eso, el acto de dar debe ser alegre; la actitud mental debe ser tal que se sienta alegría en el acto mismo de dar. De esa manera, la energía que hay en el acto de dar aumenta muchas veces más. En realidad, practicar la ley del dar es muy sencillo: si deseamos alegría, demos alegría a otros; si deseamos amor, aprendamos a dar amor; si deseamos atención y aprecio, aprendamos a prestar atención y a apreciar a los demás; si deseamos riqueza material, ayudemos a otros a conseguir esa riqueza.

Es decir, la manera más fácil de obtener lo que deseamos es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean. 

Este principio funciona igualmente bien para las personas, las empresas, las sociedades y las naciones.

Si deseamos recibir el beneficio de todas las cosas buenas de la vida, aprendamos a desearle en silencio a todo el mundo las cosas buenas de la vida. Incluso, la sola idea de dar, el simple deseo o una sencilla oración tienen el poder de afectar a los demás.

¿Qué harás? ¡Cuéntame!

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s