VIOLENCIA VERBAL

VIOLENCIA VERBALMucho se habla de la violencia física. Mucho se muestra de aquellas personas que son golpeadas y quedan marcadas por la agresividad de su agresor. Pero que pasa con aquellos que son agredidos verbalmente y no quedan sus marcas a la simple vista del observador.

Esas marcas se van juntando día a día en su interior. Esas marcas muchas veces se ocultan por vergüenza, son aquellos que hablan a veces maravillas de su agresor. Quizás inventando aquel mundo donde quisieran vivir.

Se sufre violencia dentro de la misma familia, en los lugares de trabajo, en la calle.

Quienes son violentos verbalmente, quieren mostrar su poder, su superioridad.

Lo hacen a los gritos, degradando a la otra persona, haciéndolo sentir que es inferior, que no es bueno lo que hace, haciéndolo sentir culpable de su actuar y proceder.

Empieza de a poco en algunos casos y por costumbre en algunas personas.

Esas personas que se creen superiores o mejor dicho necesitan demostrar su superioridad. En muchos casos porque en su interior no se sienten líderes ni superiores.

Es el miedo que tienen de no poder hacer cumplir lo que necesitan. En otros casos porque tienen como ejemplo o patrón que la autoridad se implanta con violencia. Se creen que el ser escuchado se relaciona con el nivel de voz que usan. Gritan y gritan y humillan al otro.

Muchas veces ni saben lo que dicen pero no se dan cuenta que el agredido interpreta esas palabras como específicas para él.

Si son niños van quedando grabadas a fuego. Hasta el punto que después ellos mismos la anuncian a los demás. Se presentan diciendo “no soy bueno para esto”, “soy tonto”,”soy malo”… Podríamos nombrar infinitas frases que escuchamos a diario de niños, jóvenes y adultos que si no se encontraron con otras personas que le hacen darse cuenta que no es así y se puede revertir seguirá así hasta el final de sus días.

Aquellos que son agredidos verbalmente, tienen que saber que se puede salir de ello.

Que se deben descubrir, que tienen que encontrar lo valioso que hay en ellos.

Que deben prestar atención que se les dice, para saber que esta en sus manos cambiar.

Que si nos dicen que no somos buenos para eso, no es tremendo lo que nos están diciendo. El modo lo hace peor pero debemos comprender que esas personas no son buenos, para decir las cosas.

Es cuestión de ocuparnos de aquello que no sabemos, o aquello que nos cuesta, todo se aprende, todo se puede cambiar.

Se puede cambiar día a día.

Si cambiamos nosotros, también habrá cambios en los demás. Si una persona es agresiva lo que menos necesita es responderle con agresividad. Tampoco se trata de darle la razón y cada día sentirnos más humillados nosotros.

Demostrarle que esa no es la forma que nosotros nos manejamos, que si nos habla entendemos, que no somos inferiores ni superiores, que todos podemos estar en armonía ayudándonos unos a otros, para lograr mucho más todos.

¿Qué puedes contarme tú?

 

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s