LA PERDIDA

thCAW7Z3Y8Durante toda nuestra vida sufrimos pérdidas. Estamos preparados para ello. Algunas son grandes otras pequeñas.
Desde el nacimiento debemos abandonar el vientre materno para lanzarnos a la vida.
Luego dejar biberones, pañales y chupete para continuar con nuestro crecimiento.
Si pensamos cuando nosotros éramos pequeños o miramos a un pequeño en ese proceso veremos que tienen ganas la mayoría de seguir como están. Es cómodo y le genera más seguridad.
Pero a esta altura muchos dirán no me interesa los bebes ni que me paso años atrás pero te lo cuento, para que te des cuenta que muchas veces seguimos con esa misma actitud, a pesar de los años, la experiencia y el conocimiento.
Nos aferramos a lo conocido, no nos gusta perder, a algunos a nada.
El perder los hace sentir muy mal y muchos prefieren ganar a cualquier precio.
Muchos no se dan cuenta que esa pérdida es una ganancia futura.
Algunos están en trabajos sin progresar pero continúan por años y años porque se sienten seguros donde están.
No se arriesgan a cambiar de trabajos por miedo a perder y así se les va la vida y muchas veces los terminan despidiendo diciéndole que necesitan gente más joven en su lugar y por no perder al principio pierden más después.
Otros se angustian y se quedan aferrados a un trabajo que lo echaron sin poder ver más allá.
La pérdida es cambio y siempre lo debemos aprovechar para que sea un cambio para mejor.
Si lo perdí tengo que ver el motivo y eso me tiene que ayudar a crecer y que la próxima vez no me pase.
Si la pérdida es laboral, tengo que aprovechar la oportunidad para cambiar por algo mejor.
Tengo que aprovechar para ver que me falto para no ser imprescindible. Si lo fue la edad allí me tengo que dar cuenta que estuve en mi zona de confort por largos años y es momento de tomar acción.
Siempre los años se deben sumar con experiencias que los jóvenes no tienen y deben desear de los mayores.
Así era en la antigüedad que iban a buscar al más anciano al sabio del lugar ya que él tenía las respuestas que le daba los años vividos.
Actualmente muchos se ocupan de tener juventud eternamente y eso es descubierto por los jóvenes los cuales descubren que los años no les aportaron sabiduría y así no son tomados en cuenta. Fueron años dormidos no vividos. Ellos perdieron algo que no vuelve atrás el tiempo.
Por eso les recomiendo que disfruten de lo que hacen que siempre vayan para adelante que aprendan nuevas cosas que las implementen en sus vidas. Que se animen, que tomen acción.
Que muchas cosas que perdemos ocurren para aprender algo. Que son nuevas oportunidades para no quedarnos dormidos o estancados en un mismo lugar.
Que tenemos dos manos que a veces hay que soltar para tomar nuevas cosas.
Que tenemos que aceptar la pérdida, si ya hicimos todo para recuperarlo y no pudo ser.
¿Y tú que harás? ¿Perdiste algo?

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s