Intenta tratar a los demás como te gustaría que te trataran

Es posible que quieras que te traten con justicia: no te gustaría que los demás mintieran sobre ti, ni que te condenaran con falsedad o dureza.

Querrías que tus amigos y compañeros fueran leales: no te gustaría que te traicionaran.

Querrías que no te embaucaran ni te hicieran trampa.

Querrías que las personas fueran imparciales al tratar contigo.

Querrías que fueran honestas contigo y que no te engañaran.

Tal vez quieras que se te trate con bondad y no con crueldad.

Es posible que quieras que las personas tomen en consideración tus derechos y sentimientos.

Cuando te sintieras deprimido, tal vez te gustaría que otros te acompañaran.

Tal vez desearías que otros mostraran control de sí mismos en lugar de que te maldijeran.

Si tuvieras algún defecto o imperfección, si cometieras un error, es probable que quisieras que los demás fueran tolerantes, no críticos.

Tal vez prefieras que las personas sean capaces de perdonar, en lugar de concentrarse en la censura y el castigo.

Tal vez querrías que las personas fueran benévolas contigo, no malas ni mezquinas.

Es posible que desees que otros crean en ti, que no duden de ti siempre.

Es probable que prefieras que se te respete, y no que se te insulte.

Es posible que quieras que otros sean amables contigo y que también te traten con dignidad.

Cuando has hecho algo por ellas, es posible que quieras que las personas te aprecien.

Es probable que quieras que sean amigables contigo. De algunos podrías querer amor.

Y, sobre todo, no querrías que estas personas sólo aparentaran estos sentimientos; querrías que sus actitudes fueran completamente reales y que actuaran con integridad.

No se requiere de una gran imaginación para reconocer que si los demás nos trataran de este modo regularmente, nuestra vida estaría en un nivel placentero. Y es dudoso que alguien acumulara mucho rencor hacia quienes le trataran de esta manera.

Existe un fenómeno47 interesante en las relaciones humanas. Cuando una persona le grita a otra, ésta siente el impulso de responder gritando. Casi siempre

se nos trata de manera muy parecida a como tratamos a los demás: de hecho, ponemos el ejemplo de cómo se nos debería tratar. A es malo con B, por lo tanto B

es malo con A; A es amistoso con B, por lo tanto B es amistoso con A. Estoy seguro de que has visto esto en acción continuamente. Luis odia a todas las mujeres,

por consiguiente, las mujeres tienden a odiar a Luis.

Ricardo es rudo con todos, así que los demás tienden a actuar con rudeza hacia él, y si no se atreven a hacerlo abiertamente, es posible que en privado abriguen un

impulso de actuar con mucha rudeza hacia Ricardo.

Cuando tenemos la suerte de conocer y hablar con personas que han llegado a la cima en sus profesiones, nos impresiona la observación que a menudo se hace de que son probablemente las personas más gentiles que jamás hayas conocido. Es

una de las razones de que estén en la cima: casi todas ellas intentan tratar bien a los demás, y quienes están cerca de ellas responden intentando tratarlas bien e

incluso perdonando los pocos errores que puedan cometer.

Muy bien, podemos encontrar por nosotros mismos las virtudes humanas al reconocer cómo nos gustaría que se nos tratara. Y supongo que estarás de acuerdo

en que basándonos en eso podríamos resolver cualquier confusión respecto a lo que es en realidad la “buena conducta”. Esta dista mucho de ser inactiva, de

sentarse quieto con las manos en el regazo y no decir nada; “ser bueno” puede ser una actividad muy viva y poderosa.

¡La alegría y el placer surgen en los corazones honestos; son la cara brillante de la vida misma.

¿Qué crees que pasaría si intentáramos tratar a los que nos rodean con justicia, lealtad, con imparcialidad, honestidad, bondad, consideración, compasión, control de uno mismo, tolerancia, perdón, benevolencia, fe, respeto, amabilidad, dignidad, admiración, amistad, amor y lo hiciéramos con integridad?

Tal vez se requiera tiempo, pero, ¿no crees que muchos otros empezarían a intentar tratarnos de la misma manera?

Incluso dando margen a errores ocasionales (la noticia que nos sorprende casi haciéndonos perder los estribos, el ladrón que nos quiere quitar lo que es nuestro, la persona que conduce con lentitud en el carril de alta velocidad cuando se nos hace tarde para llegar al trabajo) debiera ser claro que nos elevaríamos a un nuevo plano en las relaciones humanas. Nuestro potencial de supervivencia aumentaría de forma considerable. Y seguramente, la vida sería más feliz.

Podemos influir en la conducta de quienes nos rodean. Si no lo estamos haciendo ya, podemos hacer que sea mucho más fácil con sólo escoger una virtud al día y especializarnos en ella durante ese día. Al hacerlo así, al final se tendrán todas.

Además del beneficio personal, podríamos ayudar aunque sea un poco a empezar una nueva era en las relaciones humanas.

El camino a la felicidad se hace mucho más brillante al aplicar el precepto: “Intenta tratar a los demás como te gustaría que te trataran”.

 

Anuncios

Acerca de Patricia Mónica Canseco

Soy facilitadora de mastermind y me encanta poder ayudar a las personas a que saquen todo el potencial que llevan dentro obteniendo un cambio en su vida y logrando cada día ser más felices mejorando su calidad de vida.
Esta entrada fue publicada en GANAR DINERO JUNTOS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Intenta tratar a los demás como te gustaría que te trataran

  1. Jesus dijo:

    Asi es patricia, estoy completamente de acuerdo con tu comentario que me parece muy acertado, todo se resume en, trata a los demas como a ti te gustaria que te tratasen. Parece dificil de llevar a cabo pero solo con pararnos antes de actuar y pensar en esa misma situacion, con los protagonistas a la inversa, nos dariamos cuenta como nos gustaria que reaccionara el otro y asi deberiamos reaccionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s